Publicidad

¿Fin definitivo de la crisis en Europa?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Desde 2009, cuando comenzó realmente la crisis bancaria, Europa ha estado luchando con diferentes medidas para ir saliendo de ella. Tanto las políticas nacionales como las directrices que han ido saliendo de las instituciones de la unión y del Banco Central Europeo han ido encaminadas a salvar al máximo las economías y crecimientos de los estados miembros.

Lo cierto es que a la vista del parón actual en la recuperación de la zona Euro, con datos que muestran cómo Alemania o Francia, que hasta ahora habían sido los que iban marcando los mejores resultados en la recuperación, han bajado el ritmo de forma considerable.

Pero esta semana es momento de centrarse en la banca, porque en Europa todo va a cambiar, y mucho.

Dentro de las últimas medidas adoptadas por el Banco Central Europeo, una de ellas es la unión bancaria. Pero antes de llegar a noviembre, cuando los pasos ya serán obvios y el BCE se hará con el control de las 130 entidades bancarias más grandes de toda la Unión, hay que esperar a ver qué ocurre este domingo, cuando se publiquen los test de estrés a los que se ha sometido a todos los bancos europeos.

Estos test, claves para entender si los bancos podrían soportar con su capital las condiciones más duras de la economía y mercados, serán los que marquen la realidad económica de toda la Eurozona.

Observadores como Credit Suisse, UBS, Goldman Sachs, Versus Wealth Management, JP Morgan o Black Rock están pendientes de la publicación de estos datos del día 26 de noviembre ya que, dependiendo de cuál sea el resultado, se podrá valorar si eso supondrá un despertar positivo para el mercado de esta zona del mundo, tal como a priori cabría esperar.

Aún así, no todos los países han colaborado de la misma manera, ya que en países como Alemania o Francia no se ha permitido un examen del todo riguroso para no perjudicar aún más a sus mercados.

España, por ejemplo, ya hizo sus primeros test de estrés en 2012 para conocer de forma certera qué rescate se debería pedir a Europa. Con todas las reformas económicas que se han llevado en este país durante los últimos años y con los deberes hechos, se espera que las entidades españolas aprueben con nota estos test.

De hecho, durante los últimos meses se han ido cambiando también algunas de las medidas, incluyendo la tasación de activos inmobiliarios, las provisiones colectivas o descontar el fondo de comercio. Estas nuevas directrices no terminaron de sentar muy bien a los directivos de entidades como las españolas ya que penalizaban directamente sus resultados, llegándose a decir que era porque sin estas medidas superarían con creces a las entidades de países que hasta ahora se creían más saneados y que servían de locomotora a Europa.

Rating: 2.5. From 1 vote.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *